Español

storytelling

  • Priosionera de la zona de confort

    Se llama Güendolina. De sus antepasados galeses ha heredado su gusto al riesgo. Pero como lo fue para la mayoría de las mujeres de su generación, su vida cogió otro camino. 

    A los 18 estaba casada con el hijo del vecino de al lado. Oh, era un hombre muy simpático pero nunca, nunca jamás hubiera soñado tener una vida tan respetable.

    De niña se imaginaba explorando tierras hostiles como Deborah Kerr en la película Las Minas del Rey Salomón. Tiene que ser increíble encontrarse frente al peligro y sentir la adrenalina recorriendo su cuerpo.

    En la urbanización donde vive ahora, el animal más salvaje con el cual se ha cruzado jamás es el gato de su amiga Rosalina, cuando éste se introduce en su casa con esmera discreción para robar comida. Su vida diaria es todo menos una tierra salvaje: tres niños que educar, un marido que complacer, y poco espacio para pensar en ser ella misma. 

    Al visitar a su peluquero el primer Sábado de este mes, y como es costumbre cada semana para refrescar su peinado, se encontró con la publicidad de una colonia en el último numero de la revista Mujer. El anuncio decía “Confía en ella – para todo”. Tabú, la colonia “prohibida” de Dana.

    Fotógrafa: Lilian Bassman . 1950

    Su primera reacción fue de llorar, pero rápidamente contuvo expresar sus emociones en público. Se dió cuenta que había olvidado todos estos años que todo era posible si uno está dispuesto a arriesgarse fuera de su zona de confort. 

    Estaba decidido. Cogería el autobús en cuanto sea posible para ir a la ciudad. Encontraría una excusa para tener la aprobación de Jorge, su marido, y visitaría a una perfumería.

    Cuanto extraño es que nuevas oportunidades siempre se presentan al que decide cambiar incluso las más mínimas cosas en su vida. El jueves, tres semanas después, salió de casa a primera hora de la mañana y subió corriendo al autobús. Se sentía con el corazón ligero. Hoy se iba a comer el mundo. Se sentó al fondo cerca de la ventana, y mientras iba rumbo a la ciudad su imaginación se disparaba, tanto que un poco más y se pierde la parada.

    Una vez fuera, se aventuró en esta parte de la ciudad que le gusta tanto, repleta de calles retorcidas y poco alumbradas. De repente lo reconoció, allí estaba en la otra acera. No se dijeron nada, las palabras eran inútiles, pero se miraron de forma intensa. El sol que apenas llegaba a adentrarse en la calle bañaba sus caras de sus rayos calidos. Después de un instante fugaz que le pareció durar minutos, cada uno siguió su camino.

    ¿Se volverían a ver?

  • Belle Epoque: Belleza y Misterio

    Belle Epoque es el nombre de una nueva serie fotográfica sobre el modernismo que empecé en 2015 y sobre la cual sigo trabajando.

    Hasta ahora, el proyecto incluye fotografías de casas, pisos y museos hechas en París (Francia), en Cartagena y Murcia (España) y en La Habana (Cuba).



    Cuando inicié esta serie, no tenía claro cómo podría expresar fotográficamente las emociones fuertes que me transmite el modernismo. Pero cuanto más visitaba espacios, más me daba cuenta de que lo que me atraía era retratar detalles.

    Estos lugares me transportaban a tiempos pasados.

    “Este neo-romanticismo que es el modernismo lleva como premisa la búsqueda de la belleza y una preocupación espiritual. (…) Los poetas y pintores modernistas evocan mundos remotos, fábulas, paisajes aterciopelados donde todo transcurre en un clima de musicalidad y donde la naturaleza está rodeada de misterio. El modernismo es el dominio de la línea, curva o recta. Un sentido caligráfico de influjo japonés contornea las pinturas. Un nervioso latiguillo envuelve con sus líneas muebles y edificios.” (1)

    Y esa es mi intención, recrear belleza y misterio, con tomas de cerca, algunas de ellas alcanzando la abstracción, de las curvas y líneas pertenecientes a escaleras, puertas, ventanas, etc. 

    En Cuba, tuve la oportunidad de alojarme en una casa colonial construida en 1895 por un español que emigró a La Habana.  En París, pude acceder a fotografiar el museo modernista del diseñador Pierre Cardin, el cual está ubicado en el edificio del Restaurante Maxim’s de la Rue Royale.

    Las fotografías de la serie Belle Epoque están ahora en venta en la tienda online Images with a story. Están disponibles en varios tamaños, algunas de ellas en serie limitada y firmadas por mi. 

     

    (1) Frases extraídas del libro “Cartagena 1874-1936 (Transformación urbana y arquitectura)” de F. Javier Pérez Rojas . 1986